Aprovechar el presente y no dejar para mañana lo que se puede hacer hoy mismo. 

La vida es más fácil de lo que uno la ve, no se tomen la vida tan enserio, ¡que aburrido!

Yo siempre digo que no quiero madurar, si madurar es tomar todo en serio y decir que ya no puedo porque ya estoy viejo, no cuenten conmigo para eso. Hablan de la pensión y van envejeciendo y dicen que quieren echar raíces, yo no, yo quiero seguir volando, seguir viviendo.

Los seres humanos que vivimos hoy como si fuera el último día somos los que le damos sentido a la vida y yo le pregunto a las personas ¿por qué no lo hacen? ¿por qué no se reconcilian con ustedes mismos? Porque primero hay que reconciliarse con uno mismo. Por eso es que la gente no se muere tranquila, hay personas que se resisten a morir porque tienen cosas pendientes y ese es el miedo a la muerte, la muerte es parte de la vida. Así que vivan sus vidas con si fuera el ultimo dia, llamen a sus familiares y diganles cuanto los aman porque se nos olvida, lo hacemos parte del paisaje.

Estamos enseñados a decir las cosas en la ausencia, en navidad, en año nuevo, ¿por qué no lo hacemos cualquier día? Hoy es el mejor día “el que guarda manjares guarda pesares”. El día especial es hoy, ¿qué estamos esperando? ¿mañana? mañana no existe, si uno vive con el presente se divierte muchísimo porque vive con pasión y ganas