La comunicación como elemento fundamental en el liderazgo. 

El respeto se construye y para ello cuando se comunican con alguien nunca le pongan “pero” a las cosas, ni digan “tiene que” o “no puedo” quiten esas palabras para tener una comunicación asertiva. Uno como líder no se puede dar el lujo de perder los estribos, los seres humanos somos más emociones que razones por eso hay una frase muy linda que dice “hay que ponerle más neuronas al corazón y más sentimientos a la razón.” 

Las personas erróneamente piensan que miedo y temor son lo mismo. El miedo se relaciona con las fobias, con lo desconocido, temor habla más de los actos por eso la religión usa “el temor a Dios”. No se puede construir nada sobre el temor y sobre el miedo y ahí es donde encontramos las diferencias entre respeto, poder y autoridad. 

El poder lo da el cargo, se tiene poder de dar, también se puede heredar. La autoridad en cambio, es un concepto más hermoso porque tiene que ver con conocimiento, con habilidades, coherencia y actitud. Una persona con conocimiento impacta, lo que llaman hoy en día la sapiosexualidad, es decir que las habilidades y la inteligencia suman pero la actitud como tal, multiplica porque es la forma en cómo se trata a los demás y se puede ser muy inteligente pero sin actitud no funciona nada.